La semana pasada la Comisión Europea publicó los datos del último estudios realizado sobre el tráfico de mercancías de la Unión Europea hacia (y de) terceros países. De dicho estudio, que abarca el periodo entre septiembre de 2014 y agosto de 2015, la conclusión es que China pasa a ser el segundo destino en volumen de exportaciones, desbancando así a Rusia, tras el veto de Moscú a los productos agroalimentarios europeos.
El embargo ruso ha hecho mucho daño al tráfico comercial desde paises de la UE, ya que las ventas a este país cayeron un 42% en ese año, lo que ha hecho que Rusia pase a ser el cuarto país al que los miembros de la UE exportan sus productos agrícolas, siendo superado incluso por Suiza.

El veto ruso ha afectado sobre todo a las exportaciones de lácteos, frutas y verduras.

China, coge el testigo de Rusia

Al mismo tiempo que se ha producido este importante descenso en las exportaciones hacia Rusia, el aumento en las ventas a China ha sido de un 37%, siendo también significativo el incremento de un 18% en las exportaciones a Estados Unidos, que sigue siendo el principal destino de la producción agrícola de la Unión Europea.

Las exportaciones de productos agrícola a terceros países le reportan a la UE 128.000 millones de Euros

En términos globales, las exportaciones de productos agrícolas a países terceros crecieron un 6% respecto al pasado año, lo que supone unos ingresos de 128.000 millones de euros, que se traduce en un importante superávit en la balanza comercial creciente en los últimos meses.
Es llamativo el descenso de las exportaciones de vino, que disminuyeron un 26%, pese a ser un sector que no se ve afectado por el veto de Rusia.
Según los datos ofrecidos por las autoridades de Bruselas, crecieron considerablemente las exportaciones agroalimentarias a Corea del Sur (27%), Turquía (27%) y en Hong Kong (15%), al igual que hacia Arabia Saudí, Egipto y Emiratos Árabes Unidos.

Las importaciones, a buen ritmo

Por su parte, las importaciones agrícolas de la UE subieron un 8% respecto al anterior periodo anual de análisis y ascendieron a 110.000 millones de euros, según el informe de la CE.
Las importaciones de trigo, café, té y mate crecieron un 31% respecto al pasado ejercicio, al igual que las frutas tropicales y las especias, que ascendieron un 26%, y alcanzaron un valor de 2.500 millones de euros.

Brasil y Estados Unidos son el origen de la mayor parte de las compras de la UE

En cuanto a los países de origen, Brasil, Estados Unidos (cuyas ventas a la UE crecieron un 14% y un 14,5% respectivamente en el último año) y Argentina fueron los lugares desde los que la Unión Europea importó una mayor cantidad de productos agrícolas.
El informe de la CE subraya el aumento considerable de importaciones de aceite de oliva, principalmente desde Túnez, al haber triplicado su volumen de ventas en solo un año (de 153 millones de euros entre septiembre de 2013 y agosto de 2014 a 647 millones en el mismo periodo de 2015).