Está claro que el melocotón es el rey de las frutas en España, no solo por volumen de producción sino por calidad reconocida en el mundo, especialmente en europa, hacia donde se dirige la mayor parte de lo que se exporta.

En 2014, la fruta con mayor volumen de producción fue el melocotón, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) en su estadística “Superficies y producciones de cultivos año 2014”.
Así, la producción de melocotón en España en el año 2014 fué de 931.067 toneladas, seguida de cerca por la nectarina, con una producción de 642.573 toneladas
En cuanto a la superficie destinada a los cultivos, el melocotonero ocupaba una extensión de 50.747 hectáreas, mientras que la nectarina 35.450 hectáreas , muy lejos de la superficie destinada al cultivo de cítricos que ocupa una extensión 5 veces mayor (302.462 hectáreas), lo que da idea de la gran productividad de nuestros melocotoneros.

El melocotón español, el más competitivo.

Tanto por calidad, como por planificación de la producción, como por precio, el melocotón español es el más competitivo en los mercados internacionales, de ahí que gran parte de esta producción esté destinada a la exportación, 368.827 toneladas, mientras que de nectarina el porcentaje es todavía mayor, en torno al 73 %, un total de 467.336 toneladas

Así, las organizaciones de productores y exportadores expresan su satisfacción porque el melocotón de buen calibre y sabor continúa vendiéndose a buen precio, en contra de lo que pasa en el caso de Francia, cuyo melocotón es más caro y tiene menos azúcares.

El precio del melocotón de Italia, el gran problema

En cuanto al precio que se ofrece por el melocotón, el principal problema surge con el originario de Italia, que está “tensionando” los precios en Alemania y los griegos hacen lo propio en el Este de Europa, con lo que los problemas de bajos precios son similares a todo el sector.