El IMIDA está desarrollando programas de mejora genética de melocotón, entre otras frutas de hueso, de manera que los productores puedan disponer de variedades que se adapten a las condiciones de cultivo de la Región de Murcia.
El programa lo se está poniendo en práctica el equipo de expertos del centro de investigación murciano en una finca de La Hoya del Campo (Abarán), y en otra situada en la carretera de Calasparra, en esta última en colaboración con el Cebas-Csic, siendo el objetivo de los mismos la mejora de las características organolépticas, para ampliar la oferta y el calendario de variedades, así como la productividad de los frutales en estudio”
El programa se inició en 2005 y, hasta el momento, ha dado lugar a 18 registros vegetales en forma de variedades, que están siendo utilizados por los productores de la Región.
Este proyecto de mejora se está desarrollando en colaboración con la empresa Novamed, formada por gran parte de los principales productores y exportadores de la Región. De este modo, los agricultores pueden disponer y explotar las nuevas variedades según sus intereses comerciales.

Un proyecto de importancia estratégica para el melocotón

layout_set_logoEstos estudios pretenden evaluar la adaptación de las variedades a las condiciones edafoclimáticas de la Región, sobre todo en lo referente a las que proceden de USA, Francia o Italia, que tienen unas condiciones climáticas totalmente distintas,  y evitar así los problemas de adaptación.El registro de nuevas variedades sólo tiene lugar cuando existe una demanda real de que van a realizarse plantaciones.
En el proyecto se está trabajando en todas las tipologías: melocotones rojos, melocotones amarillos, nectarinas de carne blanca y amarilla, paraguayos de carne blanca y amarilla, y platerinas (paraguayos con piel de nectarina), aunque gran parte de los esfuerzos se centran en obtener variedades de recolección temprana.
De las 18 nuevas variedades, se han registrado cuatro de melocotón rojo de carne amarilla, una de melocotón rojo de carne blanca, cinco de melocotón amarillo, seis paraguayos, una nectarina y una platerina. Los productores han plantado unos 120.000 árboles, unas 200 hectáreas.
Las variedades de melocotón rojo destacan por su buen comportamiento en zonas con poca acumulación de frío, permitiendo la recolección en las zonas más cálidas al final del mes de abril. El melocotón rojo de carne blanca se ha obtenido para la exportación a países como Francia e Italia. De melocotón amarillo se han registrado cinco variedades que se adaptan bien a zonas cálidas. Respecto a las nectarinas, durante 2015 se han iniciado los trámites de registro de una nueva variedad que destaca por ser de las primeras variedades por fecha de recolección con acidez baja, lo que la hace muy apetecible para el consumidor.
En cuanto a las formas planas de melocotón (paraguayos y platerinas), se han obtenido seis variedades debido a la gran demanda que existe en el mercado de esta tipología, que supone ya un 25 por ciento de la producción total en la Región. Tres de estos paraguayos tienen bajas necesidades de frío lo que les permite ser los primeros que se recolectan.
Una de las variedades que mejores resultados está dando es una platerina (paraguayo con piel de nectarina), que está presentando un buen comportamiento en la Región, que tiene su importancia ya que hasta ahora no existían buenas variedades de platerina que se adapten a nuestras condiciones de cultivo, y es una tipología que el consumidor está demandando por su sabor y comodidad, ya que no hay que pelarlas, siendo una fruta especialmente diseñada para promover su consumo entre la población infantil”.