El mousse es uno de los postres más deseados en verano. Suave y fresco, es delicioso, y en este caso tiene un condimento especial que le da un toque esponjoso extraordinario… ¡¡nubes!!.. Sí, si… la golosina.

INGREDIENTES

300g de melocotón troceado y sin hueso

150g de azúcar

El zumo de 3 limones

150g de nubes

500ml de nata líquida

PREPARACIÓN

Lo primero es triturar el melocotón con una batidora hasta convertirlo en un puré fino.

Calentamos en un cazo el zumo de limón y el azúcar hasta que se disuelva, añadiendo a continuación el puré de melocotón y las nubes troceadas, removiendo la mezcla hasta que las nubes estén completamente derretidas, y dejándola enfriar completamente.

Con ayuda de una  batidora de varillas montamos la nata, hasta que esté firme y forme picos suaves( ojo con con pasarse, que se nos puede convertir en mantequilla).

Añadimos  el puré de melocotón (que esté completamente frío) a la nata montada y mezclamos con una espátula con movimientos envolventes, para procurar que la nata baje lo menos posible, hasta que esté completamente integrado.

Repartimos la mousse en vasitos y refrigeramos unas 3 – 4 horas.

En el momento de servirlas decoramos con un poquito de nata montada y unos trocitos de melocotón.

Un postre sencillo para quedar de lujo.